Un Hotel Interestelar, Barceló Sants


Un Hotel Interestelar, Barceló Sants
Una estación orbital que cuenta con todos los servicios necesarios para disfrutar de un auténtico viaje espacial sin necesidad de abandonar la Tierra. Así se concibe Barceló Sants, situado sobre la Estación de Sants, en plena Ciudad Condal: un hotel que permite llegar a cualquier parte de Barcelona en poco tiempo gracias a su céntrica situación, y que garantiza a todos sus huéspedes una experiencia única al más puro estilo del último largometraje de Christopher Nolan.


Sentirse como Mathew McConaughey o Anne Hathaway se convierte en un objetivo perfectamente asumible para el que sólo es necesario cruzar las puertas de este hotel con tintes espaciales.


Barceló Sants se encuentra invadido por orbital Rooms con dos escotillas al exterior y una cama exclusiva, cuyo colchón permitirá soñar con universos paralelos. Habitaciones y suites con aire galáctico a través de su original decoración; pasillos que dan la sensación de estar recorriendo una nave espacial o butacas-burbuja repartidas por todo el hotel para proteger de ‘ataques exteriores’.


El hotel se convierte en el laboratorio perfecto donde probar y entrenarse acerca de cómo sería la vida fuera de la tierra, con un valor añadido claro: la posibilidad de vivir un viaje interestelar mientras, a lo largo del día, se recorre la bella Barcelona. En definitiva, un espacio en el que comprobar cómo serán los hoteles del futuro sin la necesidad de viajar en el tiempo.


Gastro para astronautas 


Oxígeno, hidrógeno y nitrógeno… no son sólo elementos gaseosos o de la tabla periódica, sino los originales restaurantes de Barceló Sants: Oxigen es un buffet de cocina saludable con menús deliciosos bajos en calorías; Hydrogen, un laboratorio gastronómico donde la investigación tiene como elementos base los más novedosos alimentos, que transportan a universos paralelos de sabor y, por último, Nitrogen, una cafetería con ambiente interplanetario.


Botellas de oxígeno para casos de emergencia 


Esta experiencia espacial se completa con la existencia de botellas de oxígeno, disponibles en el hotel para clientes VIP. Cuando lleguen a su Orbital Suite, se encontrarán estas atenciones tan originales, acompañadas de instrucciones de uso, para sentirse como astronautas que van surcando el vacío espacial en busca de vida exterior y lugares remotos y desconocidos.


Reuniones siderales 


Catorce salones al más puro estilo de una nave espacial completan la estructura de esta nave que orbita en Barcelona. Estancias para reuniones de trabajo con capacidad para 1.500 personas y que acogen en su interior los eventos más interestelares del momento, permitiendo personalizar completamente toda su estética de acuerdo a las necesidades de cada uno.

Fuente: Expreso