Los 10 Mejores Destinos de Europa para el Invierno


 
El invierno llega de muchas formas a Europa, en el norte hay caen grandes nevadas y semanas sin sol, mientras que en el Mediterráneo usted encontrará un sol radiante, y la acogedora cultura del café y el espíritu de la Navidad en el centro del continente. Es un momento único para visitar grandes ciudades y pueblos con encanto: con un menor número de turistas y los bajos precios de los alojamientos. A través de la red de trenes de Europa se puede explorar países a su gusto, conocer los quehaceres diarios de sus residentes fuera de la frenética temporada turística de verano. 

1. Rovaniemi, Finlandia 


Un puñado de clichés navideños caracteriza Rovaniemi, la residencia "oficial" de Santa Claus. Este hombre barbudo, favorito de todos, pasa su tiempo en una gruta del Círculo Polar Ártico, y es gratis visitarlo (sin embargo las fotos son otra historia). La nieve y renos añaden un espíritu festivo, mientras que el museo Arktikum recrea la vida en estas latitudes.

Consejo: Los termómetros en Finlandia tienen más números por debajo de 0 ° C que por encima, así que llevad ropa de invierno.


 2. Los mercados de Navidad de Alemania y Austria 


En diciembre se pueden ver estos románticos e históricos mercados en toda Alemania y otras naciones de Europa Central. Espere ver lindos puestos que venden de todo desde pan de jengibre hasta campanas del trineo, todo ello ofrecido con un vaso de vino caliente.

Consejo: Los famosos mercados de Colonia, Viena y Munich atraen a multitud de turistas, pero merece la pena visitar los mercados de ciudades más pequeñas.

3. Abisko, Suecia 


Casi tan al norte como se puede llegar en Europa en tren, Abisko en Laponia es para los amantes del verdadero invierno. El sol no se levanta en varias semanas de diciembre y enero, pero esta oscuridad hace que sea uno de los mejores lugares del mundo para ver las majestuosas auroras boreales. Otras atracciones incluyen el esquí de fondo a lo largo de los senderos del parque nacional y los trineos tirados por huskys.

Consejo: Haga una parada en el cercano pueblo de Kiruna para ver el famoso Hotel de Hielo.



4. Atenas, Grecia 


Es un verdadero suplicio tratar de quitar con Photoshop las 500 personas de tu foto del Partenón, pero en invierno esto no es un problema. Todas las tensiones de verano, de hacinamiento, de los precios, del calor intenso, las colas, la contaminación del aire, más o menos desaparecen. Es el mejor momento para explorar la antigua herencia del país y llegar a experimentar la cultura local.

Consejo: Por todos los medios hacer alguna visita de las islas, pero la mayoría de los hoteles cierran en invierno.

5. Copenhague, Dinamarca 


Para el invierno europeo de cuento, es difícil de superar la casa de Hans Christian Andersen. Olvídese de la Sirenita y diríjase a los acogedores bares y cafés de la ciudad para ver como cae la nieve en el exterior. En el corazón de la ciudad, el parque de atracciones Tivoli del siglo XIX es un romántico parque sobre la Navidad, con iluminaciones conmovedoras y reconfortantes tazas vino caliente.

Consejo: Realiza una comida en Noma, considerado por muchos como el mejor restaurante del mundo (se suele llenar con facilidad, por lo que trata de reservar con varios meses de antelación).

6. Budapest, Hungría 


Parejas patinado cogidas de la mano, nubes de aliento en el aire helado, no hay ningún lugar mejor que el pintoresco parque de Varosligeti Műjégpálya de la capital húngara, con su enorme pista al aire libre. ¿Tiene sensación de frío después? Budapest es famosa por sus baños termales ornamentados.

Consejo: Por la noche id a un 'ruin pub' (pub en ruinas), un lugar para beber ingeniosamente creado en un edificio abandonado.

7. Jasná, Eslovaquia 


Eslovaquia ofrece el esquí de alta calidad a precios asequibles, alojamiento y comida a precios razonables y una amabilidad que en ocasiones falta a algunas de las laderas alpinas. Jasná es el mejor resort de Eslovaquia, con descensos largos flanqueados por abetos cargados de nieve, establecido en las encantadoras montañas Tatras. Consejo: Los vuelos directos a Eslovaquia pueden ser baratos si se miran con suficiente antelación.


8. Andalucía, España 


Algunas partes de Andalucía están más al sur que la costa de África por lo que esperan temperaturas suaves en invierno. El alojamiento es barato, y apenas hay multitudes en lugares tan emblemáticos como la Alhambra de Granada o la catedral de Sevilla. Además las tapas y la vida nocturna son tan atractivas como siempre. Consejo: Visite Sierra Nevada, cerca de Granada, si quieres realizar deportes de nieve.

9. Transilvania, Rumanía 


No se puede visitar la guarida de Drácula en un día soleado mientras los corderos balan en los campos, ¿no? Pruebe con cielos grisáceos, árboles desnudos y un puñado de nieve. Braşov y Sighişoara, a dos horas de diferencia por ferrocarril, son hermosas ciudades medievales con varias conexiones al castillo de Vlad Tepes, conocido como Drácula, aunque es dudoso que alguna vez pisase este castillo.

Consejo: Bram Stoker nunca visitó Rumania, así que no esperes muchos paralelismos con el libro o las películas.

 10. Venecia, Italia 


Hechizante, hermoso y bastante raro, el Carnaval de Venecia en febrero es de lo más destacado de Europa. Elaborados trajes y máscaras espeluznantes traen a la vida, de forma colorida, la historia de la ciudad y de los canales. Los bailes de disfraces son costosos, pero usted puede disfrutar de los eventos gratuitos con una máscara comprada en la calle, pero estar preparados para las masificaciones.

Consejo: Reservar alojamiento por adelanta. Alojarse en los alrededores reducirá los costes considerablemente.